Pocas cosas son más molestas al estar navegando que abrir una página web que no es compatible con tu dispositivo, algo que sucede fundamentalmente cuando usas tu teléfono móvil o tu tablet (cuando abres una web con Flash desde un iPhone), aunque también desde el ordenador (cuando te salta algún aviso para actualizar, de Java por ejemplo).

Para remediar al máximo el problema Google ha comunicado a través de su site oficial para desarrolladores una solución en tres pasos.

El primero es que en adelante alertará en sus resultados que el contenido de una página puede no funcionar con el dispositivo desde el que estés buscando. Será un aviso, que tú podrás ignorar y decidir navegar igualmente.

flash-serp-note

El segundo es una recomendación: que se use HTML5, que se está convirtiendo en una especie de estándar que ofrece la sencillez y universalidad del HTML y las posibilidades de animación de otros formatos como Flash. De hecho, las webs responsive construidas con HTML5 posicionarán mejor en el buscador, según la compañía.

Google-premiara-responsive-HTML5

El tercer paso es una ayuda: si Google detecta pequeñas mejoras que puedes hacer a tu web para evitar incompatibilidades y mejorar el rendimiento, te facilitará recursos para que se pueda mejorar a través de programación.

¿Te interesa esto y no sabes por dónde empezar? Nosotros te ayudamos